¿Que es un concurso de acreedores ?
Un concurso de acreedores en Valencia o cualquier otra parte es un procedimiento que se da cuando una persona moral o física está imposibilitada de afrontar sus deudas, y el mismo abarca tanto la situación de suspensión de pagos y la quiebra. Este es un proceso mediante el cual se trata de organizar las finanzas del concursado de tal manera que el mayor número de acreedores queden satisfechos. 



¿ Que dice la ley ?
La Ley Concursal es la que regula todo el proceso que tiene que ver con el concurso de acreedores. También hay que decir que hay un órgano importante que tiene a su cargo aprobar el convenio que se haya llegado entre el concursado y sus acreedores, y de verificar los informes que les presenten los administradores de justicia en estos casos, que se llama Junta de Acreedores. Uno de los administradores judiciales es el que preside esta junta, y el derecho de voto y asistencia depende de las particularidades del caso. Si el deudor hace la solicitud a un Juez, y si esta está completa, este último emite un auto en el cual se declara lo que se conoce como el concurso de acreedores.



¿ Que se hace en la reunión ?
El concurso de acreedores hace que se reúnan tanto el deudor como los acreedores en un juzgado, para esta forma determinar la forma en que se va a resolver el problema, y para esto ordena las deudas en orden de importancia. Todo este procedimiento se basa en las pruebas que presentan los acreedores, las cuales tienen que estar avaladas por un notario público o un corredor comercial, pero siempre tomando en cuenta las fechas en que fueron firmados tales documentos. Este proceso empieza en la Corte de Primera Instancia del domicilio del deudor o en la del acreedor, en cuyo caso, algunas consideraciones especiales aplican. Un cuidador es designado para que administre los bienes hasta que llegue el momento de poner un fideicomisario mediante un acuerdo al que se llega con los acreedores, ya que el concurso de acreedores descalifica al dueño de los bienes o los administradores del negocio para que sigan llevando las riendas de los mismos. Los acreedores quedan satisfechos con este proceso debido a que todas las cortes y los procedimientos están diseñados para conseguir este objetivo. Hay que decir que solamente los acreedores que ya tengan prendas o hipotecas en sus manos que hayan pertenecido al deudor tienen derecho a retenerlas.

En Valencia puede encontrar tanto la solución a su problema de deudas con el concurso de acreedores, así como abogados laboristas que están en sus despachos para ayudarlo a resolver cualquier inconveniente legal que se le pueda presentar. Sin duda, una recomendación que personalmente le hago es que contacte con Abogados CVS, lo puede hacer mediante su página web www.abogadoscvs.com o por teléfono al 960 451 685.

  

Quizás una de las experiencias que generan mas angustias en las personas sea la del divorcio. Sobre todo si hay hijos y muchos bienes materiales de por medio. Una persona decide convivir con otra y desarrolla un contrato basado en la confianza que su pareja le haya infundido en el tiempo de esa relación. Luego, por muchos motivos, alguna de las dos personas decide que ya no quiere seguir más con el otro y es aquí donde se vuelve indispensable el consejo externo.

En la mayoría de los casos, el primer consejo que se busca es el de un consejero matrimonial. Normalmente, existe una esperanza, aunque sea mínima, de que todo vuelva a la normalidad. Sobre todo si hay muchos años invertidos. Los hijos, aunque aparentemente sean una razón obvia para seguir la convivencia matrimonial, no deberían ser determinantes en la decisión de seguir juntos. Esto porque si el problema que haya sido la gota que derramó el vaso de agua, es tan fuerte que regresará en cada discusión creando un ambiente hostil que más bien terminaría con la armonía familiar.

Las familias disfuncionales son cada vez mas comunes. El divorcio se ha convertido en un trámite como cualquier negocio. Entonces, como una realidad, hay que buscar al mejor profesional para lograr el mejor resultado para ambas partes, o en su defecto, para que cada quien quede satisfecho con lo que se obtenga del acuerdo de divorcio. El profesional a cargo de llevar este doloroso proceso, es el abogado y sin duda alguna Abogados Torrente es un referente en el proceso de derecho matrimonial y familiar.

Si se tiene el problema del divorcio entre manos, el paso inteligente es buscar a un profesional con experiencia y que se ajuste a el estado financiero. Normalmente, aunque se quieran tomar las cosas con calma, siempre habrá un grado de hostilidad implícita por una de las dos partes, que puede sentirse más ofendida. Si no se tiene conocimiento de algún abogado con la experiencia necesaria, que sin duda alguna, personalmente recomiendo a Abogados Torrente para tramitar este, doloroso y complicado paso, de la manera más sencilla y rápida posible, con la ayuda de auténticos profesionales.


Por más dolorosa que sea la experiencia del divorcio para ambas partes y sus allegados, será beneficioso encontrar a algún profesional que actúe de forma neutral para tratar de lograr un acuerdo mutuo, pero si hay mala intención de alguna de las dos partes como en el caso de una separación por motivo de infidelidad, entonces lo mejor es que desde un inicio, cada quien tome su propio proceso y trate de lograr un acuerdo de la forma más pacífica posible. Dependiendo de las leyes de cada lugar del mundo, los derechos y deberes pueden variar levemente por motivos culturales. En este caso, el profesional deberá informar a su cliente y aconsejarle sobre la forma más prudente de proceder. Al final, el tiempo se encargará de sanar cualquier herida, y la vida, continuará abriendo nuevas puertas.

No dude en ponerse en contacto con  mediante su página web www.abogados-torrente.com o llamándo al número de teléfono 961 56 59 13.

Procuradores destacados

Notarías destacadas

Objetivos

Blog que pretende dar una opinión sincera, profesional y experimentada sobre todo tipo de bufetes de abogados, abogados, procurdadores... todo lo relacionado con la justicia.